julio 13, 2024

Ciudad de México.- Por su presunta responsabilidad en el delito de delincuencia organizada, Raquel Ivette Duarte Cedillo, jueza segundo de distrito de procesos penales federales en el Estado de México, con sede en Toluca, dictó auto de formal prisión contra los ocho militares reaprehendidos por estar supuestamente implicados en el caso Ayotzinapa. 

Tras lo anterior, todos ellos continuarán recluidos en el Campo Militar Marte No.1

Luego de que venció el plazo constitucional de 172 horas concedido a la defensa de los miembros castrenses, la impartidora de justicia determinó lo anterior, al asegurar que recibió por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) las pruebas suficientes para procesar a los soldados, quienes son acusados por los testigos protegidos “Carla” y “Neto” de recibir sobornos del grupo criminal Guerreros Unidos, banda que se dice fue la que privó de la libertad a los 43 normalistas de Ayotzinapa en hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

No obstante, el delito de delincuencia organizada es considerado grave, por lo que los acusados no cuentan con ningún tipo de beneficio que pudiera dejarlos en libertad. Esta noticia de que seguirán presos les fue notificada vía videoconferencia.

Fue el 24 de enero pasado, cuando los militares salieron de la prisión del Campo Militar Marte No.1, al tiempo que entregaron sus pasaportes a las autoridades.

Cuatro días antes, una jueza federal determinó que los soldados debían recobrar su libertad, dado que la FGR no había sustentado sus acusaciones.