abril 18, 2024

Ciudad de México.- A 12 días que el portal Propublica señalara que el presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió en 2006 millones de dólares del narcotráfico para su campaña, Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional del PAN, dijo que más allá de si recibió o no ese dinero, los hechos demuestran, sin sombra de duda, que el mandatario “convirtió a los cárteles en los protegidos predilectos de su régimen”. 

“En un país bañado en sangre, con casi 180 mil muertos”, agregó el político blanquiazul, las bandas el crimen organizado se expandieron, se hicieron más grandes, fuertes e impunes al amparo de la política de “abrazos, no balazos”. 

Cortés Mendoza indicó que en números redondos, en lo que va de este gobierno han ocurrido 120 mil homicidios dolosos más que los ocurridos en el gobierno de Vicente Fox Quesada, que fue de 2000 a 2006; 60 mil más que en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa que corrió de 2006 a 2012 y 24 mil más que en la administración de Enrique Peña Nieto, quien gobernó de 2012 a 2018. 

De esta forma, el michoacano criticó que “A ese río de sangre hoy le quieren poner un segundo piso”, al tiempo que sostuvo que, con la complacencia de la autoridad federal, pagada o no por el dinero del narco, “los cárteles comparten el poder político”, dado que afirmpo que en muchas regiones del país los habitantes recurren a los jefes locales para pedir paz en una fiesta o para obtener permisos para comerciar. 

CRIMINALES MÁS FUERTES QUE AMLO

“En muchas entidades del país los jefes del narco son más poderosos que López Obrador”, expresó Cortés Mendoza. 

Según el líder panista, hoy se sabe que el secretario de la Defensa Nacional advirtió al Fiscal General de la República, en 2019, sobre el nombramiento de un guardaespaldas de López Obrador en un alto cargo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a pesar de estar ligado al Cártel de los Beltrán Leyva.