abril 14, 2024

Brasilia. – La Policía Federal de Brasil trata como indicio contra el expresidente Jair Bolsonaro por un supuesto intento de golpe de Estado el video de una antigua reunión en la que llama a «hacer alguna cosa» antes de las elecciones de 2022, según la grabación divulgada este viernes por la Corte Suprema.
«Todos aquí (…) tenemos algo que perder. No podemos dejar que lleguen las elecciones y que ocurra lo que está pintando (…). Vamos a tener que hacer alguna cosa antes», dice Bolsonaro durante la reunión con sus ministros celebrada el 5 de julio de 2022, tres meses antes de los comicios.
El expresidente ultraderechista, en línea con otras declaraciones suyas ya conocidas, se queja de un proceso electoral que considera inclinado injustamente en su contra y dice que si no se «reacciona» antes de las elecciones se desatará el «caos», una «gran guerrilla», y una «hoguera».
Al mismo tiempo, Bolsonaro acusa a varios magistrados de la Corte Suprema de estar «preparando todo» para que Luiz Inácio Lula da Silva gane de forma fraudulenta en la primera vuelta de los comicios, celebrados el 2 de octubre de 2022.
El magistrado Alexandre de Moraes, a cargo de la investigación por los ataques ultras en Brasilia el 8 de enero de 2023, autorizó la divulgación de los videos después de que ciertos extractos fueran publicados en medios brasileños.
Tras la divulgación, el abogado de Bolsonaro, Fabio Wajngarten, afirmó en redes sociales que las opiniones que aparecen en el video son «absolutamente públicas» y que «forman parte de la democracia», y descartó que el exmandatario haya abogado por el uso de la fuerza para mantenerse en el poder.
En un momento del video, Bolsonaro dice que no propone «medidas de fuerza. No es dar tiro, no es poner militares en la calle y prender fuego y ametrallar».
La Policía Federal investiga a Bolsonaro por su supuesta implicación en la planificación de un golpe de Estado, en el que se habría planeado el encarcelamiento de magistrados de la Corte Suprema e impedido el traspaso de poderes, por lo que el jueves solicitó su pasaporte y le prohibió salir del país.
Además, como parte de las investigaciones, los agentes registraron los domicilios de tres exministros y de un antiguo comandante de la Marina involucrados en la supuesta trama y detuvieron a tres exasesores del ultraderechista y al presidente de su formación, Valdemar Costa Neto, del Partido Liberal.