abril 16, 2024

Ciudad de México. – Una vez que Jesús Ramírez Cuevas, vocero del Gobierno de la República, aseguró que la Presidencia sufrió un acceso no controlado a un archivo que contenía datos de periodistas que han cubierto las “mañaneras, Adrián Alcalá Méndez, comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), informó que hasta el momento sólo seis comunicadores han presentado ante ellos denuncias.
“Revisaremos el caso con las pruebas que tenemos, iniciaremos el procedimiento, como se comentó, por oficio, pero también el día de ayer se presentaron seis denuncias por compañeros que se han visto vulnerados, atacados en su privacidad”, declaró el servidor público en entrevista con el portal Latinus.
Fue el viernes pasado cuando se dio a conocer esta situación, pero ayer, Ramírez Cuevas dijo que no se trató de un hackeo, dado que no hubo filtración, puesto que se usó una cuenta de un extrabajador que dejó de laborar en esta instancia hace casi dos años y que este evento tuvo su origen en España a las 14:00 horas de la capital de nuestro país.
“El acceso no autorizado a información no fue a la base de los periodistas acreditados a Presidencia, sino a un archivo que contenía información parcial de periodistas acreditados a la fuente de Presidencia, esto es importante para acotar información”, explicó en rueda de prensa.
Además, manifestó que se vieron perjudicados 263 comunicadores y no los 309 que están en el registro de la base de datos.
Mientras que Alcalá Méndez detalló ayer a Latinus que las denuncias se registraron pasadas las 16:00 horas, 60 minutos antes de la conferencia de Ramírez Cuevas.
“Estamos iniciando el procedimiento junto con las denuncias que nos llegaron el día de ayer con los documentos que enviaron, contrario a lo que dijo ayer el vocero de la Presidencia, no llegaron dos horas antes de las 5:00, que empezó la conferencia, llegaron pasada las 4:00 de la tarde”.
Para el titular del Inai las pesquisas que realizarán sus expertos no se basarán en lo expuesto por las autoridades federales, sino que se partirá de cero para hallar a los responsables de que el sistema web alfa.gob.mx sea endeble ante este tipo de situaciones.
“El presidente dijo que se hackeó y se filtró información, entonces, no nos quedamos con el dicho, habremos de investigar, aplicar el marco legal correspondiente y llegar hasta las últimas consecuencias, porque pone en riesgo la integridad y la seguridad de los periodistas”, apuntó a dicho medio digital.