abril 18, 2024

Los Baltimore Ravens y los Detroit Lions tendrán la oportunidad de demostrar que poseen el poder para acabar con el dominio de los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers, respectivamente, en las finales de la Conferencia Americana (AFC) y de la Conferencia Nacional (NFC) de este domingo.
La misión de Ravens no será sencilla. Deberán derrocar a los campeones Chiefs, que disputarán su sexto juego consecutivo por el título de la AFC. En los cinco anteriores el equipo liderado por Patrick Mahomes presume de tres victorias por dos derrotas.
Para Kansas City este será su séptimo juego por el campeonato de la Conferencia en la historia. El primero fue en la campaña de 1993 que perdió contra los Buffalo Bills.
Baltimore vuelve a una final de AFC luego de 12 años. En la temporada 2012 venció a los New England Patriots. Será la quinta final en la historia de Ravens que tienen marca de 2-2.
La superioridad de los Chiefs en este tipo de partidos está marcada desde el entrenador en jefe. No porque no pesen los 16 años que tiene John Harbaugh al frente de los Ravens, con los que ganó el Super Bowl XLVII, sino por la experiencia de su rival, Andy Reid, en finales de conferencia.
Reid ha clasificado a estas finales a los equipos que ha dirigido (Eagles y Chiefs) un 44 por ciento de veces en sus 24 años de carrera. Lo hizo cinco veces con Eagles, y ahora seis con Chiefs, 11 en poco más de dos décadas, en las que ha llegado a cuatro Super Bowls, de los que ha triunfado en los de las ediciones LIV y LVII.
En el duelo de quarterbacks, Kansas City cuenta con Mahomes, que ha ganado dos anillos de campeón, y ha sido dos veces Jugador Más Valioso de la temporada y del Super Bowl. Enfrente, Lamar Jakcson está ante la posibilidad de acceder a su primer Super Bowl respaldado por el mejor año de su carrera.
En la final de la Conferencia Nacional San Francisco 49ers emerge dominante sobre Detroit Lions. Será su tercera final consecutiva, la cuarta en los recientes cinco años y la número 19 en su historia, cifra máxima en la NFL.
Los Lions llegan como el desvalido. El equipo que no ha llegado a un Super Bowl porque la única final de la NFC a la que arribó en la temporada de 1991 la perdió ante Washington.
Esa etiqueta es la que hace peligroso a los dirigidos por Dan Campbell, quien transformó a un equipo que en 2021 acabó como el peor de la NFL con marca de tres ganados, 13 perdidos y un empate, a uno ganador que obtuvo el título del Norte de la NFC esta campaña con récord de 12-5 y está en la antesala de su primer Super Bowl.
San Francisco tiene un equipo plagado de estrellas ofensivas y defensivas y a un quarterback, Brock Purdy, que a pesar de su juventud ha mostrado que puede gestionar el talento de su ataque.
Detroit cuenta con una poderosa defensiva contra la carrera, un experimentado pasador como Jared Goff y un espíritu voraz por alcanzar el éxito.