abril 16, 2024

Ciudad de México. – Al menos cinco candidatos o aspirantes a un cargo de elección popular murieron asesinados en México durante enero, informó este martes la organización civil Data Cívica.
El número de homicidios relacionados con la violencia político-electoral se eleva a 19 si se tiene en cuenta también a funcionarios públicos y familiares de los políticos, detalló el informe ‘Votar entre balas’ en enero.
Entre los aspirantes asesinados hay uno de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y los otros cuatro son de la oposición.
Los candidatos fallecidos son Alfredo Giovanni Lezama, aspirante a diputado federal en Morelos del Partido Acción Nacional (PAN); David Rey González, quien buscaba una alcaldía en Chiapas por el Frente Amplio por México, y Sergio Hueso, aspirante a alcalde en Colima por Movimiento Ciudadano (MC),
La lista la completan Samantha Fonseca, aspirante de Ciudad de México al Senado por Morena, y Miriam Noemí Ríos, quien buscaba ser regidora en Michoacán con el partido MC.
Además, Data Cívica registró un ataque armado y dos amenazas contra otros aspirantes, tanto de Morena como de la oposición.
«Otro aspecto que nos muestra la violencia político-criminal durante el mes de enero es que ésta no se limita a algunos partidos políticos en específico, sino que está afectando a todos los partidos en general», señaló el informe.
Los asesinatos en enero se suman a los 11 homicidios de candidatos, precandidatos y excandidatos asesinados documentados por Data Cívica desde la segunda mitad de 2023, cuando comenzó el actual proceso electoral que culmina con los comicios del 2 de junio.
Desde enero de 2018 hasta diciembre de 2023, la organización ha documentado 105 asesinatos de candidatos, precandidatos y excandidatos.
Teniendo en cuenta también ataques y amenazas, la asociación reportó 574 actos de violencia criminal-electoral en 2023, lo que representa el número más elevado desde que comenzó este registro.
México celebra las elecciones más grandes de su historia el 2 de junio, cuando más de 97 millones de personas están convocadas a renovar 20 mil 375 cargos federales, incluida la Presidencia de la República, los 500 escaños de la Cámara de Diputados y los 128 del Senado, así como nueve Gobiernos estatales.